Propósitos de año nuevo

Hace unos días que todos nosotros estamos embarcados en este nuevo año 2017. Como siempre, muchos de nosotros aprovechamos esta fecha para hacer borrón y cuenta nueva de aquellos hábitos con los que no estamos contentos. Hablando con familiares y amigos, parece que la tónica general, y reiterada año a año, es la consabida pérdida de peso. Supongo que para lucir tipito durante las aún lejanas jornadas estivales.

Pues bien, para no llevar la contraria a nadie. Yo también me he subido a ese carro de encontrar un nuevo yo, mejor y más fuerte. La única diferencia es que llevo con ese propósito ya desde principios de noviembre. Aparte de conseguir un físico escultural (creo que para ello más que propósitos y fuerza de voluntad, necesitaría un milagro divino), tengo varios eventos este año en los que debo lucir palmito y estar lo más presentable posible. Por ello, sigo esa rutina infernal de entrenamiento durante seis días a la semana, acompañada de deliciosas ensaladas y verduras hervidas. Suena bien, ¿eh? No, no me he golpeado la cabeza contra nada, aunque a veces me pregunto si estoy perdiendo el norte.

Recientemente, me ha sorprendido cómo, a pesar de que llevo semanas con un estilo de vida más saludable, mis cuentas de distintas redes sociales se han llenado de publicidad sobre entrenamientos para perder peso tan solo hace unos días. “¡Consigue tu cuerpo 10!” “¡El año pasado logré mi 6-pack, este año tú puedes lograrlo!” “¡Esta es la aplicación que los entrenadores personales detestan, entrena de forma inteligente y pierde peso cada día!” Y un largo etcétera. Era consciente de que dependiendo de tus preguntas en motores de búsqueda o en redes sociales, asociaban tu perfil a unos contenidos similares. Sin embargo, después de haber visto la película “Snowden” de Oliver Stone y saber que nos espían sin descaro, la verdad es que me entra miedito por este control exhaustivo de nuestras rutinas diarias. Tanto es así, que tengo pavor con que la cinta para correr envíe información sobre cuántas calorías he quemado al día a algún servidor en las Islas Caimán. Si no lo hace aún, tiempo al tiempo. De hecho, estoy volviendo a ver la serie británica “Black Mirror” y esos dispositivos tecnológicos que antes parecían cercanos pero distantes al mismo tiempo, resulta que ya están a punto de comercializarse. Pues eso, pavor.

Y por si fuera poco, 2017 acaba de empezar y todo lo que aparece en la prensa es una oda al caos y la incertidumbre. Muchas incógnitas para este nuevo año a gran escala, pero también en el pequeño mundo que todos nosotros nos construimos. En todo caso, con mi filosofía zen de vida sobre preocuparse del presente y dejar el porvenir para nuestros yoes futuros, casi como que me da un poco igual. Al fin y al cabo, ¿no es el azar y la casualidad los que mueven nuestras existencias? No me creo que todo sea tan negro como lo pintan, pero de ahí a pensar que “soy un hombre mágico que vive en el país feliz, en una casa de gominola en la calle de la piruleta” (Homer Simpson), pues hay un largo trecho.

En fin, que nos quedan muchos amaneceres y ocasos durante este 2017, y que siendo buenos o malos, mejores o peores, habrá que vivirlos. Para no ser tan alarmista, me despido con la anécdota del día. Me encontraba esta tarde en una tienda del centro de Toronto, cuando un objeto desconocido me llamó la atención. Parecía sombre de ojos, pero en realidad era una especie de flubber (masa viscosa cuyo nombre titula la película protagonizada por Robin Williams en 1997). En realidad, no me ha quedado bien claro qué era. Sin embargo, para ser sinceros, no fue el objeto en sí lo que me había hecho detenerme frente él. Tampoco el empaquetado multicolor. Fue algo mucho más tonto, su eslogan promocional: Prismatic Super Putty. Le saqué una foto con mi teléfono inteligente para poder plasmar la historia de manera veraz. Pero, ahora que lo pienso, si le he sacado una foto con el móvil, y éste está conectado con mis redes sociales, ¿eso significa que mis perfiles se van a llenar de anuncios de Super Putty?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s